Monthly Archives: December 2012

El Poder de Recordar

Standard

No revela lo que hay adentro. El tamaño solo da una pista de la cantidad de cosas que podría contener. Nada que dice “mírame”. Con el nombre Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, sospecho que ello guarde los materiales inspirados por la historia de algunos de los hechos más básicos de los seres humanos, pero también una historia de amistad y amor. El museo abrió sus puertas en 2010 al año bicentenario, al fin de la presidencia de Michelle Bachelet. Paso por el pasillo exterior, donde hay placas metálicas con los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas cincelados en sus fachadas. Escrito en 1948, la Declaración es el más traducido documento en el mundo, encarnado en 375 lenguajes.

Al final del pasillo, que sigue achicándose, entro la primera sala con una demuestra de fotos de los tribunales de muchos países, los cuales han sufrido su propia dictadura brutal. Ofrece información de los varios niveles de justicia lograda en sus épocas postrégimen militar, y fotos de sus museos de la memoria. Subiendo al segundo nivel, la profusión de datos aumenta. Hay videos de violencia y entrevistas, fotos de gente desaparecida y asesinada. El tercer piso contiene bastante información de los medios en Chile durante la dictadura, y también en otros países en  sus lenguajes llamando por la justicia. Uno se puede quedar un par de horas leyendo datos y viendo fotos de todo lo que ha pasado dentro el once de septiembre 1973 hasta el principio de los noventas. La parte más difícil a ver es el piso con los implementos de tortura; una cama de metal que entrega un voltaje a su víctima por ejemplo. Cosas que todavía se siguen usando hoy en día, aunque sabemos que la tortura es bárbara, y no sirve en la búsqueda de información. Hay libros llenos de datos de casos en los cortes de familias enteras desaparecidas o matadas.

Después de la parte más difícil a ver, hay un nivel que me alienta. Hay pósteres y afiches de obras de teatro, cine, arte, poesía, escritura, música y mas, hecho por los ciudadanos de Chile y la gente mundial, las que quisieron decir, estamos con ustedes porque libertad y justicia no solo son derechos para pocos. Somos seres humanos, y merecemos esta vida. Hay unos que piensan que la arte no tiene poder, pero yo no estoy de acuerdo. El arte puede ser político, para compartir datos, otros puntos de vista e información útil. Puede dar inspiración o un sentido de unidad a los que están sufriendo físicamente o espiritualmente. Arte nos une, y nos ayuda recordar. También alimenta el alma, porque la belleza es la razón de proteger lo que es nuestro. La belleza de amor brilla la vida y nos da esperanza por el futuro.

Y porque recordar? Porque sin hacerlo, hacemos lo mismo otra vez y otra vez más. Los implementos de tortura en el museo? No son cosas de la historia. Siguen siendo usados contra los cuerpos de los detenidos en Guantánamo y otros lugares secretos en el mundo. Represión del flujo de información online limita la libertad mental de muchos otros. La violencia sexual, una falta de acceso al agua limpia, comida sana y educación afecta la mayoría del mundo. La población de nuestro planeta exige que hagamos algo. Principalmente, tenemos que recordar la historia de lo exquisito y lo horrible. Desde allí, podemos cambiar el camino hacia el futuro. Salgo del museo, y leo la Declaración una vez más. Aunque acabo de ver mucha evidencia de lo malo de nosotros, también hay tanta hermosura dentro de la gente del mundo. Me siento inspirada.

MusMem1 MusMem2 MusMem3 MusMem4